El que juzgue mi camino… le presto mis zapatos!