No se encariñe con lo ajeno para que no sufra por lo que no es suyo